GUERRA Y ECONOMÍA

 
Hace 100 años, sobre este suelo que hoy pisamos, se libró el primer gran conflicto de carácter global en la historia de la humanidad , el cual implicó por primera vez a países de varios continentes, la Gran Guerra.

El 11 de noviembre se conmemoró la firma del armisticio de puso fin a la contienda entre los integrantes de los distintos bandos los “aliados” ( Rusia , Francia , Inglaterra y Estados Unidos) y los países vencidos ( el Imperio Alemán , el Imperio Austro-Húngaro, el Imperio Otomano y Bulgaria), por el cual el mapa de Europa quedó reestructurado y los grandes imperios absolutos se disolvieron, dando lugar a multitud de pequeñas naciones , cuyas economías fueron fagocitadas por las grandes potencias coloniales emergentes.
Son bien conocidas las causas políticas que motivaron el estallido del conflicto , entre las cuales destacó el asesinato de archiduque Francisco Fernando, que fue el detonante de la guerra, pero detrás de los grandes acontecimientos históricos siempre hay grandes causas económicas. Para entender los motivos económicos que dieron pie a la Gran Guerra debemos conocer la situación económica europea de principios del siglo XX.
Durante este periodo nos encontramos un gran contraste entre las distintas potencias del “Viejo Continente”. Por un lado tenemos a las grandes potencias coloniales (Francia e Inglaterra) que buscan ampliar sus dominios de ultramar y por otro encontramos los viejos imperios absolutos. Por un lado se encontraban Alemania y Austria-Hungría, que lucharon por conseguir la hegemonía en el continente, y el Imperio Otomano , este último contaba con unos dominios extremadamente bastos los cuales, comenzaron a ser controlados por Francia e Inglaterra en el ámbito económico.Otro factor importante que motivó el conflicto fue la expansión colonial europea , que generó un clima de tensión entre los distintos países y propició el desarrollo de un fenómeno conocido como “ imperialismo” , que consistía en un control por parte de las metrópolis europeas de sus territorios de ultramar. A principios de siglo XX más de la mitad de los territorios africanos (90,4%) , asiáticos(56,6%) y polinesios(98,8%) estaban bajo el dominio de las grandes naciones europeas , lo que provocó que no existieran pequeñas economías estatales , que sirvieran de amortiguador entre las potencias de mayor tamaño, propiciando un aumento de los roces y tensiones.
En Alemania, tras el ascenso al trono de Guillermo II y la posterior destitución del canciller Bismark, se abandonaron la políticas proteccionista en el ámbito económico y se adopta una visión más agresiva para poder hacer frente al resto de potencias. De esta manera se rompen los acuerdos diplomáticos que Bismark había alcanzado.
Una vez estallado el conflicto se produjeron graves consecuencia demográficas tales como 10 millones de muertos y 6 millones de heridos lo que produjo un descenso del comercio por la escasez de la mano de obra.

Una de las principales consecuencias de la contienda fue el hundimiento de oro como método de pago entre los distintos países. Hasta 1870 se había estado utilizado el factor oro como aval en los préstamos internacionales. Durante la guerra los países beligerantes emplearon sus reservas del metal preciosos para pagar las armas y el material bélico, pasando el oro a manos de los países neutrales produciéndose una descompensación en la posesión de este bien. Este hecho produjo que los países afectados por el conflicto emplearan dinero fiduciario que tenía como único aval la confianza ya que las reservas de oro se habían agotad. De esta forma se empezó a emitir una gran cantidad de dinero dando lugar a los grandes procesos de inflación.
Otra consecuencia crucial en el desarrollo de la humanidad fueron los avances tecnológicos que se produjeron durante el conflicto. El desarrollo de las industrias ,por la Revolución Industrial , propició que las empresas comenzasen a producir en masa maquinas de muerte ( ametralladoras , granadas…). Muchas de ellas fueron aplicadas más tarde al ámbito civil posibilitando un mayor desarrollo de las industrias emergentes , cabe destacar el papel de los tanques , que fueron usados por primera vez en la Gran Guerra , y cuyos motores fueron utilizados para la mejora de los automóviles
La mujer se introdujo de forma decisiva en el mercado laboral , haciendo que el trabajo se extendiese sin distinciones de género. El requerimiento masivo de hombres en el campo de batalla, hizo que muchos puestos en las fábricas fuesen ocupados por mujeres. Más de un millón de empleos, requeridos en las grandes industrias armamentísticas, fueron ocupados por los cónyuges y viudas de los soldados que caían a manos de los fusiles.
Bajo este clima, se firmó, en 1919, entre Alemania y los Aliados el tratado de Versalles, cuyas cláusulas económicas marcarían de forma decisiva el desarrollo del continente en los años posteriores a su entrada en vigencia. Por este acuerdo la mayor parte de las reparaciones de guerra eran asumidas por Alemania, pues los tratados de paz con los aliados de esta última establecieron que dichas naciones directamente quedaban disueltas.
La mayor parte de los pagos que el país germano debía realizar recaían en Francia, pues la mayor parte de la contienda se había librado en suelo francés. Como ya hemos mencionado anteriormente, las grandes potencias habían agotado sus reservas de oro y Alemania se vio forzada a solicitar la ayuda monetaria de otras economías fuertes, principalmente de Estados Unidos, que desarrolló el Plan Dawes por el que se concedían una serie de préstamos económicos a Alemania para que pudiera hacer frente a las reparaciones de guerra.
Inicialmente el plan, y las sucesivas ayudas, tuvieron una buena acogida y sus resultados positivos no se hicieron esperar, provocando una estimulación de las inversiones así como cierto alivio en las presiones de los países acreedores.
No obstante, tras la crisis de 1929, la economía estadounidense se vio resentida y se decretó el plan Young, por el que se intentó repatriar el capital que Estados Unidos había invertido en el extranjero. De esta forma Alemania vio destruida su principal fuente de financiación, viéndose obligada a emitir una gran cantidad de dinero para poder hacer frente a las reparaciones.

Esta emisión masiva de moneda provocó un desarrollo desenfrenado de los procesos de inflación (hiperinflación), que tuvo como consecuencia el aumento de la pobreza y un desempleo creciente, a esto hubo que sumarle la recesión mundial de 1930 que terminó por derrumbar la débil economía germana.
Más adelante la pobreza que se desarrolló, no solo en Alemania, sino por todo el continente, sentará las bases del ascenso de los regímenes totalitarios al poder, viendo la población en ello una forma radical de superar los males que acosaban a sus países.
En definitiva el estallido de la Gran Guerra, nos muestra como las verdaderas causas de los conflictos actuales se basan principalmente en la economía haciendo que, nos guste o no, esta ciencia social constituya una parte esencial de nuestras vidas así como del desarrollo conjunto de género humano.

2 comentarios sobre “GUERRA Y ECONOMÍA

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: